¿POR QUÉ ESTUDIAMOS TANTAS MATES Y TAN POCO TEATRO?

Miguel Fernández General Leave a Comment

Nunca me motivaron mucho las Mates y no digo que no haya que estudiarlas, que entiendo que si. Lo que no llego a entender es por qué el teatro no es una materia básica en el sistema educativo. A través del teatro podemos integrar prácticamente todas las artes. La literatura ya que se trabajan guiones en prosa, verso, obras clásicas, contemporáneas o de creación propia. La música ya que es sencillo integrar este arte para complementar o darle protagonismo en un buen espectáculo. El baile o la danza son también otro de los artes que maridan perfectamente en escena. La artesanía o manualidades para el atrezzo, la costura y el diseño para el vestuario o el dibujo y la pintura en las escenografías.

Por otro lado está la gran cantidad de conocimientos y valores que se adquieren al crear un espectáculo teatral. Todo el proceso está lleno de creatividad, imaginación y fantasía. Pero más allá de esto también está el trabajo en grupo, el aprendizaje para hablar en público, la expresividad y el conocimiento emocional, la escucha activa, la empatía o la asunción de responsabilidades. A través del teatro podemos trabajar la igualdad, el respeto a los demás, la tolerancia, la cultura de paz, la solidaridad…

Y por último está el día en el que se presenta el trabajo a el público. Ese día unos apoyan a otros para superar los nervios, calentamos bien cuerpo y voz y salimos al escenario a dar lo mejor de nosotros mismos. Y sobre todo en escena debemos lograr que haya verdad, que haya emoción sincera, ya sean risas, lágrimas, enfados, miedos… Y los aplausos llegan solos. Esa sensación del trabajo bien hecho da una inmensa felicidad.

Todo eso y mucho más da el teatro. Un aprendizaje integral para los niños y niñas que no lo va a dar el dibujo técnico, aprender cuatro canciones de flauta o aprender a hacer raíces cuadradas. Yo creo que una asignatura de Artes Escénicas donde el teatro fuera el pilar fundamental haría que tuviéramos niños y niñas más creativas, mejores trabajadores en equipo, personas a las que no les da miedo hablar en público, que expresan sus emociones o que saben ponerse en la piel del otro. Y esto amigos y amigas no tiene precio.

Gracias por estar ahí dinamieros y dinamieras. Decidme qué os parece esto, comentad y compartid este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *