EL TEATRO EN LA ESCUELA

Miguel Fernández General Leave a Comment

Niños y niñas aprendiendo la riqueza de los bosques en la Senda Encantada

Me parece estupendo que en la escuela haya eduación vial, me parece genial que el inglés tenga mucha importancia, la educación física es muy necesaria, aprender lengua, mates… Nadie puede discutir que es necesario aprender muchos conocimientos para manejarnos en este mundo. Lo que sí se cuestiona cada vez más y más es como se integran estos conocimientos en las cabecitas de los niños y los jóvenes. En mis tiempos, salvo honrosas excepciones, desde el cole a la universidad todo tenía el mismo sistema: el profe dicta, el niño o joven lo copia, lo aprende en casa de memorieta y en el examen lo escupe. Así asignatura tras asignatura, todos sentaditos en fila, todos en silencio.

Querer mantener en el instituto a 30 chavales y chavalas de 15 años en silencio y parados durante 5 horas es como querer poner barreras al mar.

Tanto antes como ahora los niños y los jóvenes están desmotivados. En el cole aún se ven algunos aires de cambio en las etapas más tempranas, ganas de hacer otras cosas, otro tipo de dinámicas pero según se avanza hacia el instituto y a la universidad todo se hace más gris. Este sistema no es capaz de ver que cada niño, niña o joven es de un color distinto e irrepetible, que no se puede uniformar todo bajo unas reglas absurdas.

Defiendo integrar las artes en la escuela para que estas sean las herramientas a través de las que se aprenda. Si, se puede aprender matemáticas con la música o con el teatro y muchas cosas más. Veamos:

  • Imaginaros enseñar a unos jóvenes a hacer todos los cálculos necesarios para poner una producción en marcha. Quizás no necesitamos aprender tantas raíces cuadradas o polinomios y si más formas de calcular los costes de una producción, de montar una empresa.
  • El teatro nos enseña lengua porque tenemos que analizar distintos tipos de textos. O lengua inglesa porque podemos hacer una obra en inglés.
  • También nos enseña historia porque necesitamos saber el contexto de una obra para entenderla bien. También filosofía ya que detrás de cada obra hay muchas formas de analizar el pensamiento.
  • Nos enseña artes plásticas porque hay que hacer decorados o vestuario.
  • También se aprende educación física porque seguramente necesitaremos hacer expresión corporal de distintas formas.
  • Pero sobre todo nos enseña a trabajar la creatividad, la cooperación entre iguales y la distribución de tareas. También nos refuerza valores como la autoestima, la empatía, la confianza de grupo.
  • ¡Ah! y algo muy importante que es la gestión de las emociones. El teatro es una herramienta fundamental para el manejo y de las emociones: ira, tristeza, alegría y miedo.

Niños y niñas aprendiendo educación emocional a través del teatro

Yo he hablado del teatro pero lo ideal sería integrar también la música y la danza como un eje transversal en el sistema educativo. Es más, yo no dividiría las clases por asignaturas sino que mezclaría todas las disciplinas. En un momento podemos estar haciendo un cálculo de costes y al momento analizando el contexto histórico de Romeo y Julieta. También analizar el tipo de lenguaje y comunicación utilizada en esa obra o la filosofía que hay detrás de esta obra. También mezclaría edades para que los mayores aprendieran de los pequeños y viceversa. El profe o la profe solo serían guías en este proceso. Guías con unos objetivos claros de fomentar la creatividad, la gestión de las emociones y la adquisición de unos conocimientos básicos y prácticos para la vida. Sobre todo enseñar a los niños-as y jóvenes a tener interés por descubrir cosas y a saber los caminos para poder hacerlo. Usar las nuevas tecnologías, por supuesto, pero también la pintura, los cuentos, el teatro, la música, el baile. Ah, y derribar los muros de la escuela, que las familias pudieran acceder de una forma más natural, que los niños y jóvenes pudieran salir a conocer su entorno, que el panadero les cuente cómo hace el pan, que la alcaldesa les explique cómo se gobierna un pueblo o que los más mayores conozcan experiencias de emprendimiento o de otro tipo.

Niños y niñas conociendo una biblioteca con cuentos y títeres

Yo se que ya se están haciendo cosas pero para que de verdad funcionara haría falta una REVOLUCIÓN EDUCATIVA y hacer inversiones de calidad. Esto no es ciencia ficción, en Alemania el teatro es una asignatura obligatoria y en muchos otros países tiene una gran importancia. Profes abrid vuestras aulas y dejad que el arte entre en ellas. Los niños, niñas y jóvenes son creativos y a través de la creatividad lo pueden aprender todo. En Dinamia Teatro así lo creemos y lo sabemos porque hacemos formación con niños, niñas y jóvenes en centros educativos.

Espero que os haya gustado dinamieros y dinamieras. Comentad qué os parece esto y compartid si os gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *